Menu
El Hotel
Es imposible estar más cerca del corazón y el alma de Ciutadella y, al mismo tiempo, sentir sosiego y calma en un refugio donde todos los detalles destilan autenticidad.

Sodium

Dicen que las emociones son pura química y que la luz es capaz de moldear nuestros sentimientos. En SODIUM nos hemos atrevido a jugar con los elementos para transformar una antigua casa señorial de principios del siglo XX, situada en la principal arteria urbana de Ciutadella, en un pequeño hotel, original y diferente. Buscamos transformar los metales que dan nombre a cada una de las seis habitaciones en elixir para el reposo, y la claridad que empapa todos los rincones, en dosis de energía para salir y enamorarte de cada palmo de la isla.

Los servicios

Te ofrecemos una casa donde dormir y descansar el cuerpo y el alma en habitaciones acogedoras y confortables. Cada mañana, te servimos un desayuno con sabrosos productos de mercado de Km 0 en el único espacio común de todo el hotel, situado en la planta baja, y te preparamos fruta fresca y una tentación dulce cada día para que puedas tomar un tentempié a la hora que te apetezca. Tenemos una cafetera de cortesía a tu disposición, la prensa del día y nuestras mejores recomendaciones para que aproveches al máximo tu estancia en Menorca.

El espacio

En SODIUM hemos apostado por un estilo cosmopolita y urbano que comparte protagonismo con las referencias a los orígenes de la casa. Blancos, metálicos, pisos de cemento, diseños rectos y depurados, una gran barra de mármol negro justo en la entrada, e incluso las obras de arte, nos evocan la estética de un loft industrial que contrasta con el pasamanos de hierro forjado y madera de la escalera principal; los techos con vigas vistas; un suelo de mosaico y las lámparas y muebles que hacen un guiño a los años sesenta.

El trato del personal es fantástico, siempre pendientes y siempre con un buen consejo sobre playas y otros lugares de la isla. Muy recomendable

Desde el primer día nos hicieron sentir como en casa, todo amabilidad y buen trato. Todo un lujo si quieres huir del típico establecimiento hotelero de costa. Inolvidable. ¡Volveremos!