Menu
Entorno
Situado en la avenida que flanquea el perímetro de la antigua población amurallada, desde el hotel tienes completamente a tu alcance todos los lugares con más encanto de Ciutadella.

Casco antiguo

No sigas ninguna ruta. Piérdete sin prisas por el precioso entramado de calles de origen árabe y medieval que conforman el casco antiguo de Ciutadella y su núcleo comercial. Mira hacia arriba y hacia abajo para no perderte ningún detalle de los edificios señoriales, la catedral, las iglesias y los monumentos que encontrarás durante tus paseos; observa con curiosidad cómo transcurre el día a día en el mercado, en las plazas y en los bares de la ciudad, y sumérgete en la vida tranquila de sus habitantes.

Imprescindibles

No te vayas de Menorca sin haber practicado senderismo por el Camí de Cavalls que rodea todo el perímetro de la isla; sin perderte en uno de los espacios más singulares y mágicos como son las antiguas canteras de S’Hostal; sin conocer nuestro rico y excepcional patrimonio prehistórico; sin visitar uno de los faros costeros y maravillarte descubriendo que el mar no tiene fin; sin saborear la rica gastronomía y descubrir la artesanía local… sin sentir que tienes ganas de volver a la isla y vivir nuevas experiencias.

El trato del personal es fantástico, siempre pendientes y siempre con un buen consejo sobre playas y otros lugares de la isla. Muy recomendable

Desde el primer día nos hicieron sentir como en casa, todo amabilidad y buen trato. Todo un lujo si quieres huir del típico establecimiento hotelero de costa. Inolvidable. ¡Volveremos!